domingo, 12 de octubre de 2008

PORQUÉ ESTUDIAR FINANZAS?

Hay por lo menos cinco razones por las cuales se deben estudiar finanzas:

1- Administrar los recursos personales.
2- Tratar con el mundo de los negocios.
3- Aprovechar oportunidades profesionales interesantes y satisfactorias.
4- Tomar como ciudadano decisiones bien fundamentadas de interés público.
5- Enriquecer la mente.


Primero, conocer algunos conceptos financieros nos sirve para administrar nuestros recursos personales. ¿Puede uno tener éxito en la vida sin saber nada de finanzas? Tal vez. Pero si no se conoce nada de ellas, se encontrará totalmente a merced de los demás.

Una segunda razón por la cual se ha de estudiar finanzas es que en el mundo de los negocios no se puede prescindir de un conocimiento básico de ellas. Aún cuando no se vaya uno a especializar en finanzas, debe de conocer bien los conceptos, métodos y términos empleados por los especialistas para comunicarse con ellos y reconocer los límites de lo que pueden hacer.

Tercero, puede existir interés en dedicarse a la carrera de finanzas. Este campo ofrece oportunidades personales muy variadas y satisfactorias, así como multitud de áreas especializadas que se pueden ofrecer. La mayoría de estos expertos trabajan en el sector de servicios financieros de la economía: banca, seguros o administradores financieros en compañías no financieras o en el gobierno. Otros pueden dedicarse a la docencia.

Cuarto, para que un ciudadano tome decisiones bien fundamentadas, ha de conocer los aspectos básicos de cómo funciona el sistema financiero. Éste representa una parte importante de la infraestructura de cualquier sociedad orientada al mercado. De hecho, en opinión de muchos, un conjunto de sólidas instituciones financieras es un elemento indispensable del crecimiento y desarrollo económicos.

Quinto, las finanzas pueden ser una especialidad muy interesante desde el punto de vista meramente intelectual. Amplía nuestro conocimiento de cómo funciona el mundo real. El estudio científico de las finanzas tiene una historia muy vieja.